Fue a través de un video que la Miss Universo 1991 lamentó su comportamiento.