“Queremos lograr que se hagan estos trabajos de manera respetuosa, es la segunda vez que esta diseñadora hace la apropiación cultural de pueblos originarios de nuestro país. A ninguna empresa, le conviene mostrar su falta de respeto a nuestras comunidades y esperemos que una vez más logremos que la retiren del mercado, como ocurrió con la firma Carolina Herrera”, añadió.