“Tenemos una deuda histórica con las mujeres, en especial con las víctimas de violencia, no podemos permitir la impunidad, ni lo haremos. La corrupción y la impunidad son parte de violencia estructural y el Estado debe hacerse responsable”, dijo.