Las empresas de electricidad desde Minnesota hasta Texas utilizaron apagones escalonados para aliviar la presión sobre sus redes, pero los apagones que aún persistían en Texas se debían al mal tiempo, según el organismo que maneja la red en el estado, ERCOT.