En una declación conjunta, representantes de UNICEF y de la OMS — las agencias de la ONU para la infancia y la salud, respectivamente — describieron la llegada de las vacunas del Covax como una “ocasión trascendental” fundamental para acabar con la pandemia.